domingo, 26 de octubre de 2014

Los píxeles de la basura

Todos los sensores de nuestras cámaras fotográficas recortan el encuadre, en mayor o menor medida, para asegurar un 100% de píxeles válidos. Es decir, el sensor mide más de lo que parece, pero recorta "por seguridad".
Hasta hace un tiempo, solía usar una herramienta de Adobe, llamada "DNG Recover Edges", que permitía recuperar esos píxeles descartados. Porque la cámara no los tira, están en el raw.
Pero dejé de usarla porque los píxeles rescatados eran muy pocos, tal vez 50 en cada margen.
Por otra parte, de un tiempo a esta parte, vengo observando un comportamiento muy curioso en mis programas de procesado: mientras que Lightroom me muestra las fotos tal cual las veo en la pantalla de la cámara, en CaptureOne noto que si utilizo la herramienta recortar ya tengo por defecto un recorte hecho. Efectivamente, es el recorte de seguridad, y si lo elimino, me permite recuperar bastantes píxeles. Lo escenificamos con un ejemplo que me ha permitido salvar una parte importante de una foto.
Sesión nocturna; noche muy oscura. Difícil encuadrar. Me decido por este encuadre:


A partir de esta foto de muestra, inicio una larga exposición para obtener una circumpolar muy marcada. El primer plano lo voy iluminando con un foco de leds. Y al rato de empezar, me doy cuenta de que en el encuadre he cortado el tronco del árbol a la izquierda. Observa esta captura de la pantalla de la cámara, hecha con el teléfono móvil:


Ya no había remedio. Pensé que lo lógico será, en el procesado, recortar por dentro. O no.

Yo suelo importar las fotos a Lightroom, y las proceso con sesiones de CaptureOne. Llámame raro, pero ese tema, hoy no toca. Lo cierto es que en Lightroom las fotos aparecen tal cual se ven en la pantalla de la cámara. Esto es:


En cambio, si las abro con CaptureOne y activo la herramienta recortar:


Creo que se podrá apreciar el recorte. Supone una importante cantidad de píxeles. En el caso de esta foto, los suficientes como para rescatar el tronco del árbol a la izquierda por completo:


Si amplías la foto verás la información del tamaño en píxeles, puesta en el centro de cada lado. En teoría, mi cámara ofrece 4608x3456 píxeles. Manteniendo la proporción del formato (lo que supone perder píxeles en anchura, como se ve a la derecha de la foto), obtengo 4878x3658. Y podríamos estirar hasta los 5027, nada menos.

El resultado práctico es que he salvado el árbol, en lugar de tener que recortar por dentro. Mira la foto final, ya procesada:



Ahora vienen los peros: esto me funciona a mí, pero igual a tí, no. Me explico. Yo uso un equipo Olympus con varios objetivos. Esto me ocurre, que yo haya constatado, con uno solo de ellos, en concreto, el 12-40mm del formato m4/3. Y lo cierto es que no he comprobado si ocurre en todas las distancias focales del rango. La foto que hemos comentado está hecha a 12mm.

Por tanto, para saber si te puedes beneficiar de esta "característica", tal vez no queda otra opción que usar CaptureOne y comprobarlo. Siempre te puedes descargar una versión (gratuita y completa) de prueba, para verificarlo. Funciona durante 60 días. Quién sabe si, además de recuperar píxeles (o no), descubres que este programa te ofrece posibilidades y resultados en el procesado de tus fotos que no esperabas.

Por cierto, ¿te gusta mi foto?


lunes, 4 de agosto de 2014

Dichosas versiones

En más de una ocasión la interpretación del procesado conduce a caminos paralelos que nos enfrentan a elecciones "emocionales". Hoy podemos elegir una versión, dentro de un mes nos puede gustar más otra.

Un ejemplo. Versión en color, procesado mínimo:


 Versión en escala de grises, pronunciando el desenfoque a partir del rostro:



¿Con cuál te quedas?


Modelo: Miri.

lunes, 9 de junio de 2014

Rescate aéreo en la costa

Hace unos días me encontraba en la costa haciendo fotos con unos amigos, Enrique y Aitor; primero en Zumaia, luego fuimos a San Juan de Gaztelugatxe. Allí no se puede acceder en coche, así que cogimos los bártulos y comenzamos el largo descenso. A punto de llegar, se sucedieron los acontecimientos. He tratado de resumirlo todo en el siguiente video.



No ha lugar a destacar nada con respecto a lo sucedido. Ocurrió un accidente y estaba allí para documentarlo. Como fotógrafo, tenía la oportunidad y estaba en una posición envidiable. Mi ética ya estaba predispuesta a captar todo lo posible, haciendo en la edición y publicación lo necesario para que, por encima de todo, destacara el factor documental y formativo. Así se lo hice saber a las fuerzas de seguridad y salvamento a las que he enviado algunas de las fotos, hecho que me han agradecido, y que supongo les habrá servido para documentar el operativo realizado.

Cuando compré mi última cámara, dije y mantengo que si me hubieran descontado dinero por quitar la opción de grabar vídeo, lo habría elegido. A pesar de ello, habrá que reconocer que disponer de esta opción en una cámara fotográfica aporta un plus, que siempre consideraré secundario, pero que usaré, ya que lo tengo. Esta era una buena ocasión. Mi cámara no posee unas prestaciones sobresalientes en este apartado, pero creo que la calidad es bastante más que suficiente. Si se añade que utilicé una óptica muy sencilla, un objetivo de 40-150mm no especialmente luminoso, está todo dicho.

viernes, 6 de junio de 2014

Historia de una salida fotográfica y su procesado. Parte 1: planificación

Lo prometido es deuda. Voy a ir publicando las entregas del tutorial que preparé sobre una salida fotográfica. La primera parte versa sobre la planificación, todo lo que hay que tener en cuenta para que todo salga, razonablemente, dentro de lo previsto.


lunes, 12 de mayo de 2014

II Jornadas de Fotografía Nocturna

Tengo el placer de anunciar las II Jornadas de Fotografía Nocturna, que haremos en Riojafoto los días 30 y 31 de Mayo de 2014.


El viernes 30 estaremos en la sede impartiendo una charla de introducción a esta disciplina fotográfica, repasando el equipo necesario así como el material aconsejado. El sábado 31 haremos una salida fotográfica para poner en práctica los principios básicos.